A veces es muy difícil ser Católico

La semana pasada, la última provincia Jesuita en los Estados Unidos publicó su lista de nombres de Jesuitas que fueron acusados creíblemente de abuso sexual desde 1950. Durante los últimos meses, otras órdenes religiosas y diócesis han hecho lo mismo, y publicaron voluntariamente sus propias listas. Es lo correcto – esencial para el proceso de confesión y reconciliación que debe suceder en la Iglesia Católica. A veces es muy difícil ser católico. Y, sé que probablemente no es eso lo que quieres pensar durante tu examen, pero se trata de un punto importante en la vida espiritual, y eso es estar en una iglesia pecaminosa.

La semana pasada, cuando celebramos el bautismo de Jesús, se nos recordó un punto importante. Cuando Jesús decidió bautizarse con las personas de “toda Judea” que estaban siendo bautizadas, él decidió sumergirse aún más en nuestra humanidad. Aunque no tiene pecado, él está con nosotros. Siempre me gusta pensar en Jesús haciendo fila en las orillas del río Jordán esperando su turno para ser bautizado por Juan el Bautista. Y sabía exactamente con quién estaba de pie: algunos líderes religiosos y personas pecaminosas. Entonces, para su examen, tal vez podría preguntarse: ¿Cómo me relaciono con vivir en una institución a veces pecaminosa? Y, lo que es más importante, ¿puedo encontrar a Jesús de pie junto a mí?

Colaborador: America the Jesuit Review
Autor: James Martin S.J.

* Artículo reproducido con el debido permiso de America the Jesuit Review. America the Jesuit Review no se hace responsable por la traducción. La traducción ha sido realizada por Francisco Luciani para Teología Hoy.

Descargar como:  PDF |   Microsoft Word |   Texto Plano   –     Imprimir Artículo