Los comentarios del Papa Francisco sobre la comunidad LGBT

Ya que ha habido muchas  conversación  sobre los comentarios del Papa Francisco sobre la Iglesia ofreciendo disculpas a la comunidad L.G.B.T, yo pensé en ofrecer un poco de contexto.

En primer lugar, El Papa Francisco estaba respondiendo a una pregunta que hacía referencia a un comentario de días anteriores, hecho por el Cardenal Reinhold Marx, presidente de la conferencia episcopal de Alemania, el cual este último dijo que el sentía que la Iglesia debería ofrecer una disculpa ya que la comunidad ha sido marginada. Aquí el comentario del Cardenal Marx’.

En segundo lugar, esto fue lo que dijo el Papa en respuesta a la pregunta de Cindy Wooden del Servicio Noticioso Católico, a bordo del avión papal, al regreso de Armenia: ¨Yo creo que la Iglesia no solo debe decir lo siento, como dice el Cardenal Marx, no sólo debe decir lo siento a las personas homosexuales que ha ofendido, sino también debe decirle lo siento a los pobres  y a las mujeres que son explotadas, y a los niños que son explotados por trabajo.¨ Siguió explicando: ¨Cuando digo la Iglesia me refiero a los Cristianos, La Iglesia es santa pero nosotros somos pecadores. Los Cristianos debemos decir lo siento por no haberlos acompañado, por no haber acompañado muchas opciones, muchas familias.¨ De hecho, ¨los Cristianos debemos decir lo siento y no sólo por esto, Ellos deben pedir perdón, no sólo decir lo siento¨ y también deben pedir por el perdón de Dios. ¨Es una palabra que nosotros olvidamos con frecuencia hoy. Esta es la historia de Gerard O’Connell.

En tercer lugar, las disculpas de la Iglesia a grupos en particular, ó incluso individuos, no son nuevas. En el Año del Jubileo del 2000, San Juan Pablo II emitió unas disculpas radicales para, entre otros grupos, el pueblo Judío, los pueblos Indígenas, los refugiados, mujeres y otros. Y el perdón, por supuesto, es una parte esencial de la vida Cristiana. Más sobre el tema aquí.

En cuarto lugar, esto es innovador. No importa cuantas personas te digan que esto no es nuevo, es nuevo. Ningún Papa ha hablado de esta manera en relación a la comunidad L.G.B.T.. Hace unos años decir que la Iglesia debería ¨disculparse¨ con los homosexuales y las lesbianas quizás hubiera resultado en que a una persona la censuraran, disciplinaran o silenciaran. ¿Por qué? Porque hace unos años cualquier llamado a una ¨disculpa¨ hubiera sido vista como una crítica a las enseñanzas de la Iglesia sobre la homosexualidad. Pero el Papa Francisco sabe que la comunidad L.G.B.T., de hecho, se ha sentido marginada por la Iglesia.

En quinto lugar, el está en lo correcto. Ningún grupo se siente tan marginado como la comunidad L.G.B.T.. ¿Por qué? Por muchos motivos. Aquí algunos: Primero, el lenguaje usado en torno a su experiencia. Su inclinación son ¨objetivamente desordenada,¨ de acuerdo al catecismo. Ahora bien, este no es el lugar para entrar en una larga discusión  acerca de la frase, pero para la mayoría de las personas L.G.B.T. es profundamente ofensiva. (Imagínese  que le digan que una parte profunda de usted, la parte que siente el amor, es desordenada.) También, algunos Obispos, en especial, en los países en desarrollo, usan un lenguaje muy ofensivo cuando hablan, si es que realmente hablan, sobre la comunidad L.G.B.T. Otros, en países donde los homosexuales y las lesbianas son perseguidos de maneras extremas, ó bien ofrecen poca resistencia a las políticas del gobierno, ó, en algunos casos, incluso las aprueban de manera tácita. Por último, muchas personas L.G.B.T. se sienten que no son bienvenidos en sus parroquias locales, donde algunos sacerdotes, ya sea desde el púlpito o en conversaciones privadas, crean un ambiente incómodo. Y si dudas algo de esto, pregúntale a tus amigos L.G.B.T.. Puedes decir que ellos no deberían sentirse marginados, pero así se sienten.

En sexto lugar, una aclaración. Federico Lombardi, S.J., el portavoz papal, señaló que el Papa usó la palabra “conditione.” En italiano, “conditione” no es una condición médica, pero es mejor traducida como “situación“.

Por último, si bien esto es innovador, es importante mantenerlo en contexto. El Papa Francisco no dijo que las enseñanzas de la Iglesia estuvieran cambiando. El también colocó la respuesta en un contexto más amplio, donde incluyó a muchos grupos que pudieran haber sido ofendidos por la Iglesia. Aún así, el tono y la respuesta en sí misma es histórica. Es un paso adelante muy positivo para la comunidad L.G.B.T y la Iglesia. Y, por supuesto, la primera es parte de la segunda.

¿Qué se puede hacer a continuación?. Por un lado, se podría alentar a los Obispos a escuchar con más atención, – o solamente escuchar – a la comunidad L.G.B.T. ¿Cuáles son sus experiencias?. ¿Cuáles son sus experiencias de Dios?. ¿De la Iglesia?. Esto seria un segundo comienzo.

Colaborador: America The National Catholic Review
* Artículo reproducido con el debido permiso de America The National Catholic Review. America The National Catholic Review no se hace responsable por la traducción. La traducción ha sido realizada por Francisco Luciani para Teología Hoy.

Descargar como:  PDF |   Microsoft Word |   Texto Plano   –     Imprimir Artículo

Compartir
Artículo anteriorJesús ante el peso de la realidad
Artículo siguienteA Dios no se le mueren sus hijos
James Martin
El jesuita James Martin es editor de America, la revista católica más importante de los EE.UU. Después de estudiar Economía y haber trabajado en varias corporaciones, decidió entrar en la compañía de Jesús. Estudió filosofía en Loyola University de Chicago y luego teología en Weston, la actual Escuela de Teología del Boston College. Ha trabajado en hospitales y prisiones, e hizo dos años de pastoral en Kenya, Africa, ayudando a refugiados para formar pequeñas empresas. Es autor de varios libros, entre ellos: Jesús (Harper One), traducido en varios idiomas.