El hambre en Myanmar, el regateo por la paz y los piratas informáticos como objetivos: la hoja de trucos

Nuestros editores toman semanalmente las noticias, tendencias y desarrollos humanitarios de todo el mundo.

En nuestro radar

Advertencias de seguridad alimentaria en el Estado de Rakhine de Myanmar

Se avecina una crisis de seguridad alimentaria en el estado de Rakhine, advirtió el grupo de derechos Amnistía Internacional en un informe esta semana acusando a los militares de Myanmar de continuar los crímenes de guerra en su última represión. La ONU dice que más de 30.000 personas han sido desplazadas este año en enfrentamientos entre el ejército y el Ejército de Arakan, un grupo rebelde étnico de Rakhine, y que el acceso humanitario ha sido severamente restringido. Amnistía dice que las autoridades también están imponiendo restricciones arbitrarias al transporte de suministros médicos y alimentos entre las áreas de conflicto. Los agricultores no pueden llegar a sus campos para plantar arroz para la próxima cosecha. “Es probable que el conflicto y la inestabilidad en curso tengan un impacto significativo en la seguridad alimentaria a largo plazo en una región donde un gran porcentaje de la población son agricultores de subsistencia”, dice Amnistía. Las comunidades étnicas de Rakhine son las más afectadas por esta represión, pero los grupos de derechos dicen que las tácticas militares siguen los patrones de abusos anteriores, incluida la purga de más de 700.000 Rohingya en 2017, también del estado de Rakhine, en Bangladesh.

Haciendo mal para hacer el bien

Hablando de crímenes de guerra, las operaciones humanitarias en Siria ponen a los grupos de ayuda potencialmente en el lado equivocado del derecho internacional. Cuando el Comité Internacional de la Cruz Roja trabajó con “evacuaciones” de los bolsillos rebeldes en Alepo, ¿formaban ellos parte de un desplazamiento forzado de civiles (un crimen de guerra)? El profesor asociado de Derecho de la Universidad de Oxford, Miles Jackson aborda esto en un borrador sobre “el problema del cómplice virtuoso“. Él explora las implicaciones legales con ejemplos hipotéticos. Uno es “una enfermera que esteriliza el equipo para ser utilizado por un captor para amputar el brazo de un prisionero como tortura” – a esto él lo llama “complicidad atenuante”. Un segundo ejemplo es ayudar a un población vulnerable donde la Agencia de Ayuda sabe que partes de esa ayuda serán desviadas por criminales de guerra: esto se denomina “complicidad general”. Dejamos al lector que absorba las sutilezas que conducen al pateador de Jackson: en circunstancias excepcionales, “a sabiendas que contribuir a un crimen internacional puede ser lo correcto”.

Mali – ¿es hora de hablar con los yihadistas?

El Grupo de Crisis Internacional señala que las operaciones militares destinadas a derrotar a la insurgencia yihadista Katiba Macina en el centro de Malí se han estancado, y algunos Malienses ahora están pidiendo un diálogo, algo que TNH informó en 2017. Pero los obstáculos son graves. “Las demandas de Katiba Macina parecen dejar poco espacio para el alojamiento; tiene vínculos con militantes vinculados a Al Qaeda; y la idea de diálogo genera resistencia entre muchos Malienses y potencias extranjeras”. Sin embargo, señala el GCI, los grupos de ayuda y los eruditos religiosos frecuentemente hacen que el grupo discuta compromisos locales, acceso humanitario y doctrina religiosa, por lo que hay pragmatismo entre los militantes. “Dadas las perspectivas remotas para derrotar militarmente a Katiba Macina, las autoridades Malienses deberían apoderar a los líderes religiosos para explorar las conversaciones iniciales con sus líderes mientras buscan un diálogo más amplio entre los Malienses centrales, incluidos los que simpatizan con la insurgencia”, argumenta el grupo.

Guerra y paz tras las líneas talibanes

Múltiples rondas de negociaciones entre Estados Unidos y los talibanes sobre Afganistán han producido poco hasta ahora, pero plantearon muchas preguntas. ¿Sobreviviría el gobierno Afgano si las fuerzas Estadounidenses se fueran? ¿Los derechos de las mujeres retrocederían ante los talibanes? ¿Las conversaciones de paz centradas en objetivos militares comprometerán el acceso humanitario? Nueva investigación agrega más voces a la discusión. Un estudio del tanque de pensamiento del Instituto para la Paz de los estados Unidos se basa en docenas de entrevistas en áreas Afganas controladas o influenciadas por los talibanes (una una proporción cada vez mayor). Los civiles, como era de esperar, simplemente quieren poner fin a la violencia. Los miembros talibanes rechazan cualquier acuerdo de poder compartido con el gobierno actual. Y las mujeres, incluidas las relacionadas con los miembros talibanes, “objetaron enérgicamente” a las restricciones en sus vidas, incluido el acceso a las escuelas y la atención médica. Muchos hablaron de la importancia de abordar el legado de conflicto de Afganistán. Pero las medidas de reconciliación rara vez se han mencionado hasta ahora en el debate.

Sequía – prevenido vale por dos

Los países ya no pueden darse el lujo de esperar antes de actuar sobre los pronósticos climáticos. Hace seis meses sabíamos que este sería un año de El Niño y, sin embargo, funcionó como siempre, hasta que los cultivos comenzaron a marchitarse en los campos del sur y este de África. Millones de personas pasarán hambre este año, cuando un esfuerzo de mitigación temprano podría haber ayudado a aliviar las dificultades para muchas familias y reducir el costo financiero de la respuesta humanitaria. Así lo dice el climatólogo del Programa Mundial de Alimentos Jesse Mason. Su consejo: los gobiernos deben comenzar a comunicar información sobre el pronóstico del clima a sus agricultores, y debe haber una acción apropiada – desde semillas resistentes a la sequía hasta seguros y trabajos de riego. Las Agencias de Ayuda necesitan reprogramar las transferencias basadas en efectivo para que lleguen antes del desastre, proporcionando a los agricultores un amortiguador, y los donantes deben responder a esas necesidades. “Las sequías ya no están en partes de un país, están en partes de un continente” y, por lo tanto, la preparación y la respuesta deben estar en una escala similar de planificación e implementación, dijo Mason.

Caza furtiva del personal local; financiando ideas locales

De acuerdo con una encuesta  publicada por Coast, una ONG basada en Cox’s Bazar, el ochenta por ciento de las ONGs locales que trabajan en la respuesta de Rohingya en Bangladesh informaron que su personal fue secuestrado por agencias internacionales. La investigación, que incluyó entrevistas o encuestas con el personal de 61 agencias locales e internacionales, tiene como objetivo mostrar una instantánea de cómo se están desarrollando las reformas de localización del sector de la ayuda durante la respuesta de Rohingya, casi dos años después de que unos 700.000 refugiados fueron llevados a Bangladesh. Los respondedores locales como Coast están presionando para lograr cambios, incluyendo la celebración de reuniones de coordinación en el idioma nacional, Bangla, en lugar de Inglés. Usando un lenguaje apropiado es una solución de baja tecnología para los muchos problemas del sector, pero también hay posibilidades de alta tecnología en el horizonte. El Gran Desafío Humanitario, financiado por donantes internacionales, está buscando innovaciones locales que puedan ayudar a las personas aún no alcanzadas que necesitan ayuda humanitaria en áreas de conflicto. Las solicitudes para su última ronda de financiación están abiertas ahora. Los proyectos financiados anteriormente incluyen sistemas de energía portátiles, una aplicación de detección de cólera y un inodoro evaporador.

En caso que te lo hayas perdido

DATOS Y GÉNERO: El Proyecto de Ubicación de Conflictos Armados y Datos de Eventos (ACLED) recopila información sobre incidentes de violencia política. Es un recurso único para académicos y periodistas (vea nuestro mapa de violencia en aumento en el Sahel, por ejemplo). Gracias a una nueva asociación, ACLED ha producido un análisis de incidentes en África, el sur de Asia y en Medio Oriente que analizan las diferencias de género por primera vez. Un hallazgo: la violencia sexual representa el 34 por ciento de los ataques.

LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO: El epicentro del brote de ebola en el Congo también se enfrenta a epidemias mortales de cólera y sarampión. Se está llevando a cabo una campaña de vacunación masiva en el país, donde más de 1.400 personas murieron de sarampión este año y 240 de cólera.

IRÁN : El país ha confirmado su primer caso de poliovirus salvaje en casi 20 años, lo que se suma a las preocupaciones de que existe un “riesgo creciente” de que la polio se propague a través de las fronteras. La Organización Mundial de la Salud dice que la muestra, detectada en aguas residuales, está vinculada genéticamente a una muestra encontrada recientemente en Pakistán, que ha visto un aumento en los casos de polio este año.

EEUU.-MÉXICO:El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a México con aranceles comercialesque subirían “hasta que se resuelva el problema de la inmigración ilegal”. La cantidad mensual de migrantes – la mayoría huyen de la violencia de pandillas y de la sequía en Centroamérica – detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México se ha disparado por encima de los 100.000 este año.

Estados Unidos busca extraditar a un trabajador de una ONG por fraude de ayuda en Siria.

El nombre de Ernest Halilov apareció por primera vez en nuestro radar en 2016 por supuestos esquemas de falsificación y sobornos que involucraban ayuda para Siria. En septiembre de 2018, se supo que el “Global Logistician” para la ONG Irlandesa GOAL tenía prohibido hacer negocios con el gobierno de los Estados Unidos durante 10 años por tratar de embolsar una porción de los presupuestos de ayuda Sirios. La historia ahora se pone un poco más jugosa. Según los documentos judiciales desenterrados por el Editor Principal de TNH, Ben Parker, el ciudadano Turcomano fue detenido en Ucrania el año pasado y se enfrenta a la extradición a los Estados Unidos por una serie de cargos de delitos graves, incluidos soborno y manipulación de testigos. En un oportunidad, supuestamente se fue una noche de compras en el hotel Hilton en Mersin, Turquía, completo con una estadía en hotel de 5 estrellas, 1.500 dólares para gastar y un servicio de automóviles Mercedes. La solicitud de extradición muestra hasta donde las autoridades de Estados Unidos están dispuestas a llegar para tomar medidas contra el fraude de ayuda. Después de más de tres años de investigaciones que involucran cientos de millones de dólares de ayuda entregada a Siria a través de Turquía, la investigación de USAID está en curso.

Y finalmente… Piratas informáticos bajo fuego?

 Las posibilidades de la guerra cibernética incluyen la idea de que los piratas informáticos para las naciones estados pueden ser combatientes y, por lo tanto, objetivos legítimos según el Derecho Internacional Humanitario. El CICR ha compilado un informe detallado y revelador sobre cómo puede evolucionar este tipo de conflicto, cuáles son los riesgos, qué dice la ley y cómo mitigar el costo humano. El informe incluye algunas anécdotas notables. Por ejemplo, las amenazas cibernéticas no son tan nuevas: en 2007, el entonces Vice Presidente de los Estados Unidos, Dick Cheney, se cambió un desfibrilador implantado para evitar la posibilidad de un ataque – a su corazón.

bp-il-pd-oa/ag

* Artículo reproducido con el debido permiso de The New Humanitarian. The New Humanitarian no se hace responsable por la traducción. La traducción ha sido realizada por Francisco Luciani para Teología Hoy.
Descargar como:  PDF |   Microsoft Word |   Texto Plano   –     Imprimir Artículo