El lenguaje de paz difícil de encontrar ya que Camerún supura crisis

29

Es lunes por la noche en Bamenda, la ciudad principal en la problemática Camerún de habla inglesa. Las puertas de la estación de autobuses expreso del Vaticano están cerradas, al igual que otras cinco compañías de autobuses de la ciudad.

Cualquier otro día y habría por lo menos cinco autobuses de larga distancia listos para salir para el resto del país de mayoría franco parlantes. Pero una vez a la semana hay un casi completo cierre de empresas y servicios públicos. Los lunes ahora son días de “ciudad fantasma” a través de las dos regiones anglo parlantes de Camerún: Noroeste y Suroeste.

La acción de boicot ha sido llamada por una coalición de la sociedad civil protestando la ¨opresión, marginación y pobreza¨ por parte de los anglo parlantes. Están exigiendo el regreso a una constitución federal pre-1972, cuando la totalidad de la parte occidental del país era autónoma.

En este día de ciudad fantasma, una compañía de autobuses, Conductores Profesionales Express, está desafiando la prohibición. Cincuenta pasajeros fueron apretujados en una unidad de 30 plazas, negociando su camino a través de los baches fuera de la estación, hacia la capital, Yaundé, un viaje de ocho horas.

Es un viaje sin incidentes cerca del final. A pocos kilómetros del Palacio Presidencial, la sede del poder ejecutivo, un hombre de mediana edad se levanta y empieza a declamar.

“La lucha debe continuar,” dice él. “Si nos detenemos ahora, seremos enterrados por La République. Los francófonos nos dominaran aún más.”

Antes de sentarse, él emite una advertencia final, la cual es recibida en silencio por sus compañeros pasajeros: “Pero asegurémonos de no terminar muertos o arrestados!”

La Causa

Romper el boicot no significa abandonar la causa. Pero si demuestra las contradicciones provocadas por ésta larga crisis, en la cual seis manifestantes han sido asesinados, docenas heridos, cientos arrestados, y dos regiones mucho más empobrecidas.

Camerún es un país bilingüe; la constitución otorga el mismo estatus tanto al Inglés como al Francés. Sin embargo, las regiones de habla inglesa del Noroeste y Suroeste están hirviendo por su presunta marginación; acusando al gobierno de darle tratamiento preferencial a las otras ocho regiones administrativas de Camerún.

El descontento, conocido en Yaundé como el “problema anglo parlante”, es avivado por la percibida falta de inversión de parte del gobierno; una falta de avance político para los anglófonos; y la dificultad general que enfrentan en el mercado laboral aquellos para quienes el Francés no es su primer idioma.

Los disturbios públicos comenzaron en Octubre 2016. Comenzó como una huelga de abogados y luego de profesores sobre la “francofonisación” del sistema legal y educativo de las regiones. Rápidamente se fundió en una protesta general sobre el mal gobierno, el “genocidio cultural”, y la represión de mano dura por las autoridades.

El Occidente de Camerún Western representa el 20 por ciento de la población pero al parecer produce el 60 por ciento del PIB de Camerún, y tiene poco para mostrarlo. Fue bajo el dominio colonial Británico después de la Primera Guerra Mundial y fue administrada como parte de la vecina Nigeria hasta que eligieron unirse a la Camerún Francesa en un referendo en 1961.

Esa unión está ahora bajo intensa presión. El gobierno argumenta que un regreso a un sistema federal de dos estados es un fracaso. En su lugar sugiere que las disposiciones constitucionales actuales para la descentralización deberían cumplir con las demandas autonómicas de los anglófonos. Pero los críticos señalan que estas provisiones nunca han sido implementadas, en un país gobernado por un solo partido desde la independencia.

No, No

Para una crisis que aparentemente tiene al idioma como su raíz, ha habido poco diálogo. El diálogo entre el gobierno y un grupo opositor paraguas, El Consorcio de la Sociedad Civil Anglófona de Camerún, se derrumbó en Enero cuando las autoridades comenzaron a acorralar a los líderes de las protestas.

El acceso a internet en las regiones anglo parlantes fue también desconectado, sobre la base de que los activistas estaban usando los medios sociales para “difundir noticias falsas”. Apenas fue restaurado en Abril después de una campaña internacional #bringbackourinternet (#devuélvanosnuestrointernet en español) y pérdidas económicas estimadas en U.S. $ 3 millones por la ONG Access Now (Acceso Ahora en español).

El Presidente Paul Biya, en el poder desde hace 35 años, ha descrito a los activistas anglófonos como “extremistas”. Ha utilizado la legislación anti-terrorista, la cual conlleva a pena de muerte, para acusar a algunos manifestantes. Más de 25 personas se enfrentan actualmente a juicio en un tribunal militar de Yaundé.

Estos incluyen a los líderes del Consorcio Félix Agbor, un abogado de derechos humanos, Fontem Neba, un conferencista universitario, y al activista Mancho Bibixy. Tel gobierno ha ignorado los llamados de los grupos de derechos humanos por su liberación.

Otros dos líderes, Tassang Wilfred y Bobga Harmony, han huido a Nigeria y los Estados Unidos respectivamente. Ellos están haciendo un llamado a la independencia del Sur de Camerún – también conocida como Ambazonia – un reflejo del sentimiento secesionista entre los cameruneses anglo parlantes tanto en casa como en el extranjero.

Cisma Religioso

Ésta radicalización se ha extendido a las protestas de las ciudades fantasmas. Son ejecutadas cada vez más a través de intimidación. En Marzo, más de 60 tiendas fueron incendiadas en el mercado de alimentos de Bamenda por jóvenes sin identificar como castigo por romper el boicot , de acuerdo con un funcionario del gobierno.

Ha habido ataques incendiarios similares en Limbe y Mutengene, en la región Suroccidental. Escuelas han sido incendiadas también, y sólo permanecen abiertas con policías actuando como guardias.

Incluso la Iglesia se han dividido debido a las protestas

Los Obispos de habla inglesa que públicamente simpatizan con las protestas han sido acusados después de realizar declaraciones de que el gobierno dijo podría “comprometer la unidad nacional”. El gobierno suspendió las audiencias cuando fueron confrontados con una marcha amenazadora en los tribunales en Bamenda y Buea, la ciudad principal en la región Suroccidental.

Pero la Conferencia Episcopal Nacional dirigida por el Arzobispo Samuel Kleda – designado como mediador por Biya en Febrero – ha inclinado hacia el gobierno condenando las protestas y haciendo un llamado a los niños a que regresen a las escuelas. En un recorrido por la región occidental, los padres le dijeron a Kleda que ellos sólo enviarían a sus hijos de regreso a clases cuando los líderes de las protestas sean liberados.

El Consorcio ha dicho que el diálogo puede basarse en ¨una sola agenda – las modalidades prácticas de poner en su lugar una federación de dos estados, y bajo la presencia de representantes de las Naciones Unidas, y el Reino Unido”.

El politólogo Mathias Owona Ngunu argumenta que la “perspectiva de un federalismo de habla franco-inglesa basado en dos estados federados correspondientes a los antiguos territorios respectivos de Francia y Gran Bretaña no es negociable”.

Pero dado el estancamiento y envenenada atmósfera política, la mediación externa pudiera ser el único camino a seguir.

En cuidadosos comentarios el mes pasado, el Representante Especial de las Naciones Unidas para el Secretario General en África Central, François Louncény Fall, alentó al gobierno a considerar la liberación de los líderes de habla inglesa detenidos como una medida de fomento de la confianza.

En una declaración él también hizo un llamado a los líderes de los movimientos de las protestas a comprometerse, “para encontrar una solución consensuada y duradera a la situación”. Para ayudar a lograrlo, dijo Fall que las Naciones estaba preparada a “continuar acompañando a las dos partes en sus esfuerzos de diálogo “.

Ya que ambas partes se esfuerzan por encontrar un lenguaje común de paz, los agravios se enconan y el país está cada vez más dividido.

 

Autor: Mbom Sixto                             

* Artículo reproducido con el debido permiso de IRIN News. IRIN News no se hace responsable por la traducción. La traducción ha sido realizada por Francisco Luciani para Teología Hoy.

Descargar como:  PDF |   Microsoft Word |   Texto Plano   –     Imprimir Artículo